Filtrar por:
Sermón del Monte 45 - Por sus frutos

Lo primero que deseo que miremos de estas palabras es como comienzan y como terminan, Por sus frutos los conoceréis, Así que, por sus frutos los conoceréis. Esto hace de esta porción la parte más importante.

Salmos 5 Parte 1 - La naturaleza de la Oración 1

Este Salmo tiene dos secciones importantes, Una enseñanza acerca de la oración y la otra una descripción y destino tanto de los justos como de los impíos. Así que esa será nuestra división para la enseñanza de este Salmo.

Salmos 4 Parte 2 - El Dios que me ensancha

Al entonar este cántico, y después de haber reconocido que solo podía ser escuchado debido a que Dios era su justicia, hace una declaración fabulosa que puede ser la enseñanza de este salmo: Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar.

Sermón del Monte 44 - Los falsos profetas

Hemos oído el Sermón, hemos escuchado la exhortación, se nos ha dicho la vida a la que se nos invita. A estas alturas, una de las cosas con las que hay que tener cuidado es el peligro de escuchar a falsos profetas.

Sermón del Monte 43 - El camino angosto

No es sólo una puerta estrecha, es también un camino angosto. La vida cristiana es angosta desde el comienzo hasta el fin. No existen las vacaciones espirituales. Se puede tomar vacaciones en el trabajo habitual pero no existen en la vida espiritual.

Sermón del Monte 42 - La puerta estrecha

Lo que nuestro Señor pasará ahora a hacer es aplicar este mensaje, que se supone que debe pasar en la vida de aquellos que ya escucharon estas palabras, no puedes quedarte diciendo que lindo sermón y ya, algo tienes que hacer.

Salmos 4 Parte 1 - Dios mi justicia

Podríamos titular este Salmo, "todos quieren que Dios responda", pero este Salmo nos está indicando claramente a quienes Dios les responde.

Sermón del Monte 41 - La regla de oro

Te pregunto como hombre espiritual que eres, te pregunto como hombre Cristiano que eres, a la luz del verso 12 ¿ Qué es lo que quisieras que los demás hicieran contigo ?

Salmos 3 - Los adversarios y la salvación de Dios

¿Por qué sucedería esta desgracia? Porque David había pecado gravemente. Dios lo había perdonado a él por medio de Su gracia, claro que si, y lo había restaurado claro que si; pero él tenía que cosechar el fruto de su pecado.

Suscríbase a nuestros artículos